Input your search keywords and press Enter.

Función Keynesiana Simple del Consumo                

Investigación, elaboración, dirección, producción y edición de Sonia Uberetagoyena Loredo                      

La Función simple del Consumo, de John Maynard Keynes, es un espejo de las características teóricas del economista, por cuanto sostenía que el Sistema Capitalista era cíclico, es decir, fluctuante.

No es gratuito que fuese él, asesor del gobierno de Estados Unidos de Norteamérica, para resolver la primera gran crisis económica del Sistema Capitalista, quien antes de publicar La teoría general, presentó sus ideas directamente al presidente Roosevelt, en una célebre carta al New York Times del 31 de diciembre de 1933, indicando: “Hago mucho énfasis en el aumento del poder de compra nacional resultante del gasto del gobierno financiado con préstamos”. Visitó a Roosevelt en el verano de 1934 para exponer su tesis, aunque la sesión no fue un gran éxito; en la reunión cada uno planteó sus dudas sobre el sentido común del otro. 1

Dos funcionarios clave de Washington, Marriner Eccles, banquero de Utah, que llegó a ser jefe de la Junta de Reserva Federal, y Lauchlin Currie, profesor de Harvard, director adjunto de investigaciones y luego consejero económico de Roosevelt, habían llegado por su cuenta a conclusiones similares a las de Keynes sobre la orientación de la política fiscal. Cuando La teoría general apareció, ambos la interpretaron como una confirmación de la orientación que habían propuesto .

John Maynard Keynes sostuvo que para evitar los ciclos económicos, caracterizados por fases de expansión, auge, recesión y depresión, a lo largo del tiempo, era necesario expandir todo el gasto, que incluye al consumo, la inversión, el gasto de gobierno, bajar los impuestos para impulsar el consumo de los individuos, bajar los tipos de interés para fomentar los préstamos; para expandir la Demanda Agregada, como política económica fundamental y evitar la crisis y/o salir de ella.

Ello explica, porque la función simple del consumo, planteada por Keynes, implica mayores multiplicadores, como ocurre con la propensión marginal del consumo (incremento), para inducir el crecimiento de la demanda agregada, y por tanto del crecimiento económico, al restituirla al nivel en que todos los trabajadores dispuestos tuvieran empleo; y esto se podía lograr complementando el gasto privado con gasto público.

Así, el crecimiento del empleo y del poder adquisitivo, o sea del poder de compra total de la economía, dado por la elevación del gasto de Consumo, que a su vez depende del ingreso, generaría círculos virtuosos, en el comportamiento económico.

De ese modo, la economía encontraría su equilibrio, no de pleno empleo, pero si en una proporción de desempleo no especificada. Keynes y su obra fueron toda una revolución, que llegaron a ver en él y en sus teorías, una subversión.

La revolución keynesiana, con su Teoría general, apareció en el sexto año de la Gran Depresión y fue un gran logro moderno en el diseño social. Puso freno al marxismo en los países avanzados. Llevó a un nivel de desempeño económico que inspiró homenajes sin igual, entre los conservadores [John Kenneth Galbraith].

En razón de la gran importancia de la Teoría de Keynes, en un mundo en el que se vislumbra un retorno al nacionalismo económico y una aparente desglobalización, o por lo menos una pugna entre ambas posturas de política económica, incluida la Neokeynesiana, es que a continuación se expone en forma sucinta “La Función Keynesiana Simple del Consumo”.

SI TE GUSTO EL TEMA, DALE ME GUSTA, COMPARTE Y SUSCRÍBETE A ÉSTA PÁGINA

©Todos los derechos reservados

poliecosocial. Marca registrada en el IMPI


NOTAS:

[1] John Kenneth Galbraith. Versión tomada de Andrea D. Williams, The essential Galbraith. (June 2014). Cómo llegó KEYNES a Estados Unidos. 29/08/2022, de Scielo. Rev.econ.inst. vol.16 no.30 Bogotá. Sitio web: https://tinyurl.com/bdf5nh43.


error: Contenido protegido por derechos de autor.