Input your search keywords and press Enter.

Transformaciones impuestas por la globalización: “Desregulación y flexibilización laboral”, búsqueda permanente de rentabilidad y “calificadoras de “riesgo país”

Autora: Investigación, dirección, producción y edición de Sonia Uberetagoyena Loredo

 

 

Transformaciones impuestas por la globalización: “Desregulación y flexibilización laboral”, buscando permanentemente rentabilidad y “calificadoras de “riesgo país”

 

En la “Era de la Globalización”, la tendencia mundial, en materia laboral, la tendencia mundial es a un mayor recorte del empleo y al aumento del desempleo.[1] Los índices de desempleo mundiales han crecido de manera alarmante, haciendo de este un problema mundial. Los promedios de desempleo superan el 11% en Europa, con una tasa de “desempleo juvenil” del 20%; de la misma manera que en América Latina. España ha superado índices del 20% y Argentina ha rebasado el 18%, aún con porcentajes de crecimiento sostenido del PIB por encima del 8%.[2]

Si bien, Estados Unidos ha disminuido los índices de desempleo a los más bajos niveles de su historia, también han disminuido los salarios, ya que la gran masa de trabajadores que antes pertenecía al sector industrial, ahora pasó al sector servicios y cobra salarios, que son un tercio de los que recibía.

La CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe de Naciones Unidas) ha planteado que para que América Latina resuelva su problema de desempleo, debe crecer a un ritmo promedio del 6% del PIB. No obstante, países como Argentina que han crecido a ritmos del 8% a la vez que aumentó la productividad, han alcanzado los peores niveles de desempleo de la región, e incluso en el mundo en vías de desarrollo. Lo que sí aumentó en América Latina es el trabajo en negro y se ampliaron los sectores informales.[3]

En Europa central y oriental se pasó de un desempleo casi nulo a más del 9%, acompañado de una reducción en los salarios reales y un incremento en la disparidad del ingreso como resultado de la reestructuración económica y empresarial.

La “desregulación y flexibilización laboral”, sigue siendo la receta propuesta para resolver los problemas de desempleo. El objetivo central es lograr una alta competitividad y también una alta rentabilidad. El “costo laboral” es considerado como la variable crítica.

Si a estas políticas se le suman los grandes avances tecnológicos que generan desempleo, el futuro laboral resulta altamente incierto, y no existen alternativas de solución, salvo algunos paliativos que no han dado los resultados esperados, como los aplicados por algunos países europeos, de reducción de la jornada laboral e incluso e reducción salarial, metodología aplicada también en América Latina.

La diferencia entre los países industrializados, especialmente Europa y Estados Unidos, y los latinoamericanos, es que, aquellos tienen una presencia del Estado, a la vez que políticas de subsidio al desempleo, inexistentes en esta región.

La educación, o mejor dicho, la reeducación, pareciera no estar presente en la “periferia”, salvo ciertos planes financiados por organismos internacionales como el BM o el BID, que le dan trabajo a los “educadores” pero que no garantizan que los trabajadores desempleados que cursan lo obtendrán. [4]

Las nuevas alternativas frente al liberalismo fueron expuestas hacia fines de 1998, por los presidentes de Estados Unidos, Gran Bretaña e Italia, cuando propusieron una manera de paliar la situación de desempleo, pobreza y crisis económica generada por el liberalismo. La denominaron “Tercera Vía”[5] y la presentaron como una alternativa entre el socialismo y el capitalismo.[6]  El presidente norteamericano hizo una defensa de la libertad económica a través de una “red de seguridad social” y planteó que la política del siglo XXI puede ser liberal en lo económico y a la vez mantener un compromiso social, respetar el medio ambiente y fomentar la solidaridad internacional.

Clinton planteó que, a causa de las transformaciones impuestas por la globalización, inevitablemente algunos países sufrirán un traumatismo, “por lo que es necesario entonces construir una red de seguridad”.  Puso a Holanda, como ejemplo de un sistema económico abierto, que tiene un índice de desempleo parecido al de Estados Unidos y mayor cobertura social. Citó también el ejemplo de Japón, con una gran cohesión de su sociedad.  El presidente estadounidense defendió la posición tradicional del partido demócrata de combinar las políticas liberales en economía sin descuidar la asistencia sanitaria ni dejar de garantizar las pensiones.

Los conflictos en el eje económico, tienen que ver con problemas de mercado, dados por situaciones de proteccionismo cuantitativo y/o cualitativo, y los problemas financieros que se generan debido a la dinámica en el movimiento de capitales, buscando permanentemente rentabilidad sin atender a las necesidades o demandas de los Estados de inversiones en el sector productivo.

Los árbitros en estas áreas temáticas en el contexto internacional son: la OMC en el terreno comercial, cuyo funcionamiento aún no puede ser juzgado, ya que es un organismo reciente -resultante de la conclusión de la Ronda Uruguay del GATT aunque una deuda de los acuerdos de Bretton Woods de 1944- y el FMI en lo financiero; aunque con las situaciones de crisis financiera que se generaron en México en 1994, Asia en 1997/98 y sus repercusiones en Rusia, Brasil y otros Estados, ha demostrado no estar capacitado para vislumbrar qué puede pasar mínimamente, prevenir o solucionar estos problemas.

En el terreno transnacional, en lo financiero, las calificadoras de “riesgo país”, deciden, como árbitros, si un Estado tiene su economía en condiciones de recibir inversiones o no.

El Entendimiento sobre Solución de Diferencias (ESD) de la OMC, se orienta a resolver los litigios entre los Miembros y establece procedimientos previsibles, que incluyen la posibilidad de apelar las decisiones de los grupos especiales ante un Órgano de Apelación y disposiciones sobre la aplicación de las recomendaciones, mejorando los medios al alcance de los Miembros para resolver sus diferencias. [7]

Un modelo de nuevo comportamiento del Estado, en el que no se toman decisiones, salvo que sean resueltas previamente por organismos como la OMC, es el de la Argentina en el caso de la demanda de empresarios textiles de un mayor proteccionismo frente a la competencia asiática.  El Secretario de Comercio argentino, le contestó a sus empresarios textiles, que se quejaban por el perjuicio que les produce la importación de productos que ellos fabrican, que reúnan todos los antecedentes del perjuicio del que son pasibles y que lo presenten a la Organización Mundial de Comercio (OMC) para que contemple un trato especial. [8]

Antes, el Estado se hacía cargo de estos temas, ahora las empresas -la sociedad civil en general en los diferentes temas que le competen o perjudican- deben y pueden hacerlo de manera directa sin que intermedie el Estado.

Los escenarios, que contemplan al mundo desarrollado, sean el polarizador o las potencias intermedias y emergentes, como al mundo subdesarrollado o en vías de desarrollo, carente de posibilidades de establecer reglas -régimen- o de modificarlas, en un contexto heterogéneo estatal-transnacional, se pueden dar, en un contexto global, en el que predomine:

  1. Unipolarismo militar norteamericano en el contexto global o de la OTAN –multipolarismo económico, con Japón en el ámbito asiático y Alemania en la esfera de la Unión Europea con concentración de poder en unos pocos.
  2. Unipolarismo militar norteamericano con controles financieros de Japón y Alemania en el contexto global o de la OTAN, pero con predominio de Alemania y Francia en los temas de seguridad europeos –multipolarismo económico, basado en la competencia entre EUA intentando mantener su presencia en las distintas regiones, Japón en el área asiática y Alemania en la de la Unión Europea; estas últimas regiones intentando expandirse competitivamente en el resto del mundo.
  3. Unipolarismo militar norteamericano individualmente o en el marco de la OTAN con controles financieros de Japón y Alemania pero con predominio de Alemania y Francia en los temas de seguridad europeos-multipolarismo económico con concentración de poder estatal y alto nivel de difusión de poder y predominio de actores transnacionales.
  4. Pueden darse formas mixtas de las alternativas antes planteadas.

Escenarios posibles[9]

 Finanzas:

  1. Predominio del dólar.
  2. Predominio de una moneda no dólar.
  3. Acuerdo inter-monetario – “canasta” de monedas.
  4. Unidad contable de referencia, no monetaria.
  5. Flujo financiero mayoritariamente especulativo y transnacional.
  6. Flujo financiero mayoritariamente orientado hacia el sector productivo.
  7. Inversiones abiertas.
  8. Inversiones reducidas.

 Comercio:

  1. Recesión mundial (proteccionismos y discriminaciones de todo orden).
  2. Sistema abierto sin barreras y cooperativo.
  3. Aperturismo intra-bloques geo-económicos, proteccionismo inter-bloques geo-económicos.

 Conflictos:

  1. Limitados a regiones.
  2. Desplazados a periferia.
  3. Provocados o ayudados desde el centro –por ejemplo, invasión de EUA a Irak y de la OTAN a Serbia-
  4. Generados y controlados por actores transnacionales – por ejemplo, terrorismo; narcotráfico y lavado de dinero- o grupos “subnacionales”.
  5. Generados por grupos sociales “disconformes” con su status vigente, o debido al “agotamiento” del “pacto social” que mantiene en vigencia al Estado, que no les da satisfacción a sus necesidades y/u objetivos – por ejemplo, ex Repúblicas soviéticas, ex Yugoeslavia, Etiopía, Somalía, Congo, Angola, Ruanda y Burundi, Guinea Bissau; Chiapas en México, grupos de “sin tierra” en Brasil, etc.-.
  6. Promovidos desde el “centro” bajo una nueva visión de la división del mundo -al estilo “Choque de las Civilizaciones” de Huntington-.
  7. Provocados por la expansión demográfica, especialmente en países asiáticos y el problema de las migraciones hacia el Oeste y el Norte, particularmente Europa y EUA.

 Seguridad:

    1. Manejada por EUA como “gendarme” mundial.

i) Control militar global.

ii) Control militar por regiones a partir de bases militares instaladas en cada una de ellas.

iii) Utilización de mecanismos de control, tales como:

    1. Exigencias en el cumplimiento de derechos humanos.
    2. Políticas y conductas respecto de la lucha contra el narcotráfico y el lavado de dinero.
    3. Enjuiciamiento en tribunales norteamericanos de supuestos delincuentes de otros países que afecten, a criterio del gobierno norteamericano, sus intereses económicos y/o seguridad.

iv) Control militar global en el contexto de la OTAN independientemente del CS de la ONU.

b. Manejada por el Consejo de Seguridad en su estructura actual.

c. Manejada por la ONU con control de la Asamblea General.

d. Manejada por el Consejo de Seguridad con el agregado de Japón, Alemania y otros representantes escogidos por región.

e. Un sistema similar a d) pero con los controles establecidos en c).

f. Continuidad de la visión estratégico-militar de la dirigencia conservadora de EUA, con predominio del intervencionismo militarista y abandono de lo económico-social.

g. Continuidad de la guerra fría a través del conflicto de EUA con Rusia, o de EUA en nombre de la “civilización occidental” contra el mundo musulmán y China -al estilo “Choque de las Civilizaciones” de Huntington-.

h. Manejada en cada “conglomerado” geo-económico, por sus potencias centrales -v.g. EUA marco Americano; Francia-Alemania en el marco europeo, con la alternativa de incorporación de Repúblicas ex soviéticas escogidas sin Rusia, o con Rusia incorporada y esfera de influencia; Rusia -independientemente de otros actores europeos- en su contexto; Japón junto a otros Estados asiáticos -en su esfera de influencia- y los tres responsables principales en el contexto de un Consejo de Seguridad de la ONU reformado, para los problemas mundiales.

 Justicia:

  1. Manejo judicial al interior de los Estados en un contexto de creciente supranacionalidad –por ejemplo- funcionamiento de un Tribunal Penal Internacional y poder de policía creciente de la Corte de Justicia Internacional-.
  2. Creciente transnacionalización en el proceso judicial debido a la incapacidad de los Estados -sus gobiernos- de juzgar casos complejos en los que tienen que ver situaciones de derechos humanos g. caso Pinochet-.
  3. Creciente control judicial de algunos Estados por sobre el resto, ante la perspectiva de la incapacidad -a criterio de ciertos Estados poderosos- de mantenimiento del orden y la justicia en el interior de Estados periféricos -v.g. caso Noriega en Panamá juzgado y preso en EUA, otros casos de presuntos narcotraficantes colombianos cuya extradición es pedida por EUA-.

Los escenarios posibles con incidencia en el “Sur” podrían darse en un contexto de “regionalismos abiertos” exigidos y controlados por la OMC, en los que los Estados no podrán llevar a cabo pautas de desarrollo de manera protegida.

Una tendencia marcada en el siglo XXI, será la continuidad del crecimiento del desempleo y la disminución de la demanda de empleo. Esto se verá agravado por la falta de criterios y direccionamiento de mediano y largo plazo para afrontar las nuevas formas de funcionamiento de la economía, la industria y el trabajo. Los sistemas educativos aún no contemplan la formación del futuro trabajador, empleado o profesional:

  1. Predominio de un mundo basado en la producción industrial de bienes de alta tecnología con trabajo intensivo de alta capacidad.
  2. Predominio de una industria basada en materia prima natural y mano de obra barata.
  3. Predominio de la especulación financiera.
  4. Predominio del desarrollo científico y tecnológico y del perfeccionamiento educativo.
  5. Predominio de un mundo basado en servicios, con bajo índice de producción industrial.

 Sistemas Políticos

  1. El Estado ya no cumple funciones sociales.
  2. Las ONG’s les ponen reglas a los Estados.
  • Efecto de la “transnacionalización” en el futuro rol de los Estados.[10]
  1. Efecto de la “globalización” en el futuro rol de los Estados.
  2. Necesidad de la “regionalización” como consecuencia de iv, para establecer mecanismos protectivos diferenciales.
  3. Distintos tipos y categorías de “regionalización” debido a las relaciones estructurales de “dominación y dependencia”.
  • Proceso de fragmentación y degradación del Estado-Nación moderno y tránsito paulatino a otra forma de organización social –status-.

 Escenarios

  1. Intervención estatal.
  2. Abstención estatal con arbitraje.
  3. Intervención estatal con gobiernos “clientelistas” de los intereses del “centro” y/o las multinacionales y/o transnacionales.
  4. Abstención estatal sin arbitraje.
  5. Re-celebración del “Pacto Social”.
  6. Mixtura entre Estado tradicional y un rol representativo de las ONG’s, en todos los temas que son de interés sectorial o corporativo.
  7. Reemplazo progresivo del Estado-Nación por el Estado-Región.
  8. Mixtura entre Estado-Nación tradicional y un rol creciente del Estado-Región.

En relación con las potencias principales -Estados que ejercen alguna direccionalidad en sus áreas de influencia y a nivel mundial- debería considerarse:

  1. Qué política exterior tienen. Qué responsabilidades asumen.
  2. Cuál es su visión de las tendencias globales y de los problemas de seguridad.
  3. Cuáles son sus economías.
  4. Qué líneas internacionales siguen.
  5. Cuál es su inversión directa en el mundo. Áreas geográficas y temática

 

___________________________________

Fuente: UBERETAGOYENA Loredo, Sonia. ECONOMÍA INTERNACIONAL (Una Propuesta Didáctica para Licenciatura). TERCERA  PARTE: Propuesta Didáctica. Análisis Empírico. VI. Comercio y Finanzas Internacionales. 1. El Sistema Mundial. Pp. 217-220.

 

Referencias

[1] La información periodística permanentemente muestra recortes de empleo y desempleo creciente. Ver por ejemplo, “En Brasil las Terminales ya Suspenden 14 mil Empleados”, Diario Ámbito Financiero, Bs. As., 2/12/98. “Exxon y Mobil serán Tercer Productor Mundial de Crudo”, su fusión provocaría un recorte de 20 mil empleados, Diario Ámbito Financiero, Bs. As., 2/12/98. “Boeing Despide 48 mil empleados”, Diario Ámbito Financiero, Bs. As., 2/12/98. “Nissan Motor Corp., que acaba de unirse a la francesa Renault, anunció planes para recortar 5000 empleos en todo el mundo”, Diario La Nación, Bs. As., 17/4/99.

[2] Informe de la OIT, 1998 sobre Empleo Mundial. De acuerdo con cifras de la OIT, en el mundo hay alrededor de 140 millones de desocupados, a los que, en 1998 se sumaron 10 millones más, debido a la crisis financiera que se detonó en Asia y se expandió por el planeta. De la misma manera ha crecido mucho el nivel de subempleo.  Para la OIT, el desempleo y el subempleo mundial abarca a 1.000 millones de personas, es decir, un tercio de la fuerza laboral mundial: 150 millones son desocupados y otros 850 millones están subempleados.

[3] Informe Anual de la CEPAL “Panorama Social de América Latina 1997”.

[4] La problemática social y laboral han sido muy bien tratadas en Delfico, Alberto, Globalización, Flexibilización, Corrupción… Y ¿Con la Gente qué Hacemos?, (Bs. As., Edic. del Autor, 1995). También Forrester, Viviane, El Horror Económico, (Bs. As., FCE, 1997) Es importante tener en cuenta lo dicho por Kenneth Galbraith, John, en “La Cultura de la Satisfacción”, (Bs. As., EMECE, 1992).

[5] Blair se felicitó de asistir “al renacimiento de una política progresista, la gran alianza entre progreso y justicia”.  “Ya no se trata de la vieja izquierda que defiende un Estado omnipotente, pero tampoco la defensa a ultranza del dejar hacer”. “Estamos en condiciones de trazar una vía diferente para el siglo XXI, aquella del centro radical, donde el Estado es promotor más que gestor“.  El concepto de “tercera vía”, se basaría, según Blair, en “la vuelta a los viejos ideales de sentido comunitario y justicia social aplicados en un mundo moderno”.  Esta “tercera vía” intentaría evitar el excesivo liberalismo económico y la intervención asfixiante de los poderes públicos en la economía.  Para Blair, el rol de los gobiernos no es dirigir la economía, sino aplicar rectitud financiera, fomentar la educación y el desarrollo de la infraestructura, sin olvidar la solidaridad con los excluidos. La mayor injusticia social que se produce hoy es la falta

[6] Ver, Foro de Líderes en Nueva York: Lanzan la “Tercera Vía” Política, Diario Clarín, 23 de septiembre de 1998.

[7] DECLARACIÓN MINISTERIAL DE SINGAPUR, documento WT/MIN (96)/DEC/W, Singapur, 13 de diciembre de 1996.

[8] Textiles en Crisis, Diario La Nación, Buenos Aires, 4 de octubre de 1998.

[9] DALLANEGRA PEDRAZA, Luis, Tendencias del Orden Mundial: Régimen Internacional, (Buenos Aires, Edición del Autor, 2001), http://www.geocities.com/luisdallanegra/Regimen/tapareg.htm.

[10] Peter Drucker dice que estamos ingresando en la era del Estado “post-soberano”. Ver su “La Sociedad Postcapitalista”, (Bs. As., Sudamericana, 1993), Pág. 99 y ss. Kenichi Ohmae habla del Estado-Región en términos de las regiones verdaderamente productivas de los Estados e interconectadas con el mundo externo, que son las que verdaderamente generan el desarrollo y el crecimiento. El resto es arrastrado por estas regiones. Ver su “El Fin del Estado-Nación”, (Sgo. de Chile, Andrés Bello, 1997).

 

SI TE GUSTO EL TEMA, DALE ME GUSTA, COMPARTE Y SUSCRÍBETE A ÉSTA PÁGINA

©Todos los derechos reservados

error: Content is protected !!